Decora tu boda con fruta

Durante la gran cita nupcial es importante vestir bien los diferentes escenarios, ya sean de la ceremonia o la celebración. ¡Cualquier rincón con carácter puede ser protagonista! Pero, ¿solo podemos decorar con flores? La respuesta es NO.


El mundo de la decoración en las ceremonias y celebraciones es enorme y existe un amplio abanico de posibilidades tan grande que hasta las opciones que parecen imposible tienen cabida. Para esto los y las wedding planner tenemos una imaginación infinita que hará que la decoración en vuestro día más importante enamore a todos. Por eso os traemos una opción novedosa, original y arriesgada que estamos seguros os encantará, decorar con fruta.

¡Si si! Habéis leído bien, ¡con FRUTA! Las frutas son coloridas, combinan bien, evocan momentos, algunas representan las estaciones del año. Podéis utilizarlas en la decoración para la ceremonia con otros elementos, en guirnaldas, en el seating plan, y además pueden servir como meseros, marcasitios y hasta de obsequio para vuestros invitados.


Naranjas

Con ese color tan vibrante dan mucha vida y personalidad a tu celebración y depende con que colores la combines puedes evocar distintas temporadas del año. Si las usas con tonos marrones, nude y madera son la opción perfecta para una boda otoñal, pero si te decantas por combinarlas con tonos verdes, amarillos o violáceos conseguirás un frescor muy reclamado en las ceremonias de verano.









Limones