Comunión formal o de calle

Durante este periodo del año, además de las bodas, otro de los eventos que se da en la vida social de las personas en nuestro país son las comuniones. Eventos que con el paso del tiempo han tomado tanta importancia como las bodas pues los padres y madres como en todo, quieren lo mejor para sus hijos e hijas y ese día no puede ser menos.


Si hay algo verdaderamente importante y que les hace la misma ilusión tanto grandes como a pequeños es el vestido o traje que llevarán ese día. Muchos padres y madres tienen claro cómo quieren vestir a sus hijos e hijas ese día, pero los más pequeños también tienen sus ideas sobre el look que quieren llevar.

Como en todo, la moda ha generado bastantes cambios y opciones en lo que a la moda de comunión se refiere y ya podemos encontrar un amplio abanico de posibilidades tanto en niños como en niñas. Desde Victoria Eventos os acercamos en este post algunas de esas opciones.


En el caso de los hombrecitos de la casa son varias las alternativas que encontramos en lo que a ropa de comunión se refiere. Aunque el clásico traje de marinero, o su versión más elegante, el almirante, sigue siendo número 1 en estas fechas, lo cierto es que, cada vez se ven a más niños celebrando su Comunión vestidos con outfit más sencillo e informal.


Marineros y almirantes en tonos blancos, crudos, azul marino y algún azul cielo con galones en dorado es lo que nos encontramos en esta opción más formal y tradicional, pero si sois unos padres a los que os encanta romper moldes y arriesgar vuestra opción es la de camisa blanca, con americana y bermuda. Esta opción además de ser más sencilla, también es más económica y el niño podrá usar las prendas en diferentes ocasiones dándole así más vida a la ropa.


Para completar estos look recordar en la opción más formal decantaros por unos zapatos de cordones o hebilla en crudo, marino o negro y si elegís la opción de calle podéis completarla con pajarita y tirantes, corbata y pañuelo y con unos mocasines o unos castellanos en negro o burdeos.