¿Boda de invierno? ¡SI, QUIERO!

Estamos en un momento en el que muchas parejas están teniendo que modificar la fecha de la boda y sabemos que no es fácil dar este paso. Por ello, antes de precipitáos y aplazarla hasta el próximo verano queremos mostraros porqué casarse en invierno puede ser una idea estupenda. ¿No lo habías pensado? Es una estación llena de magia y de grandes celebraciones, como la Navidad, por lo que darse el “sí, quiero” en estos meses puede ser especialmente emotivo y especial. Sigue leyendo y verás que puede ser la mejor época para hacerlo.



Mayor disponibilidad de fechas y lugares

Uno de los principales inconvenientes que se plantea cuando te casas en los meses más calurosos es encontrar disponibilidad el día deseado. La estación invernal suele ser temporada baja, por lo que la disponibilidad de fechas y lugares para celebrar una boda o cualquier otro evento suele ser mucho mayor, ya sea la iglesia, el lugar de la celebración u otros servicios que haya que contratar.


Dispondréis de una amplia oferta gastronómica

Con el calor, hay muchos platos de nuestra gastronomía que no apetecen mucho, sin embargo, en invierno podréis incluir desde propuestas más ligeras hasta otras más contundentes típicas de la estación. Podréis tener acceso a ingredientes típicos de temporada que darán un toque distinto a vuestro día.

No hay que olvidarse de los dulces. Con el frío se pueden incluir muchas más opciones, como fuentes de chocolate, donuts, churros, bizcochos templados... ¡Original y delicioso!


Adiós al calor

Uno de los inconvenientes de casarse en verano es el sofocante calor, que sumado con los nervios del día hacen que tanto los protagonistas como los invitados se sientan incómodos con sus vestidos y trajes.


Para el frío los hombres no suelen tener problema, con el traje y un abrigo suele ser más que suficiente, sin embargo, las mujeres nos quebramos más la cabeza con estos asuntos y no tenemos por qué. ¡Hay looks tanto de invitada como de novia fantásticos! Los complementos que se pueden incluir son infinitos y muy favorecedores, desde chaquetas con plumas, vestidos de manga larga, capas u otros más rompedores como chaquetas rockeras con los que dejarás a todos boqueabiertos. Dispones de mil opciones, solo tienes que encontrar la que más se adapte a tu estilo.