Bodas LGTB



El matrimonio homosexual es legal en España desde el 2005, siendo así el tercer país en el mundo en legalizarlo. Actualmente las personas del mismo sexo pueden casarse en 29 países.


Organizar una boda nadie dijo que fuera fácil pues son demasiados los preparativos que hay que elegir. Planificar una boda gay es lo mismo que organizar una boda heterosexual.


Empezando por la pedida de mano, estamos acostumbrados a que el novio sea quien pide matrimonio a la novia (aunque cada vez se ven más historias donde es al contrario), pues bien, en una pedida del mismo sexo lo hará la persona que quiera y se vea preparada.



No hay un protocolo que cite una norma de vestimenta el día de la boda por eso podemos ver a dos chicas con vestidos de novia; una con traje y otra con vestido o ambas con traje o con un atuendo formal pero fuera de lo típico que defina su estilo.

En el caso de los chicos pueden ir con el mismo traje y accesorios; con distintos trajes cada uno o uno con traje y otro con vestido (según sus gustos).


Como todo compromiso se debe empezar a organizar un año antes para ir con tiempo y llevarlo todo al día. A la hora de elegir el sitio al ser una ceremonia civil, se debe pensar donde les gustaría a ambos/as sellar su amor rodeados de las personas a las que quieren, por eso una buena opción es alquilar una finca y con ayuda de una wedding planner, decorarla según el gusto de los novios y hacer así una boda mágica y única.




"No es matrimonio homosexual es simplemente matrimonio" - Pink.